jueves, 5 de diciembre de 2013

El Rincón secreto más monstruoso (6): Operetta

Hola diario:

Hoy me ha sucedido algo bastante divertido. 
Yo estaba tan tranquila en las catacumbas, como de costumbre, tocando alguna que otra de las partituras que me da por escribir. No había ninguna en especial la verdad, pero tampoco estaba muy inspirada para componer, tan solo tenía ganas de tocar algo. 

De pronto escuché como algún monstruito caía por las escaleras que daban hacia mi zona de ensayo. No es muy normal que los monstruitos lleguen a parar por aquí, la verdad, no por nada, sino porque la mayoría de las veces se pierden antes de llegar jijiji. 
Como iba diciendo, cuando escuché el sonido, decidí ir a mirar a ver qué era lo que había pasado, sin darme cuenta de que aún llevaba mi guitarra a rastras. Cuando llegué a las escaleras me encontré con Holt Hyde, un monstruito muy alocado la verdad, que se levantaba precipitadamente del suelo donde se había caído.

Le pregunté que si estaba bien, y él me dijo que sí, que no le había pasado nada. Luego, no sé por qué, nos miramos y comenzamos a reírnos durante un buen rato. Al pasarse las risas, le dije que se quedara un rato y así podíamos tocar algo juntos. 




Nos lo pasamos tan bien que decidimos sacarnos una fotito los dos juntos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario