domingo, 11 de septiembre de 2016

La historia de una coleccionista de muñecas

¡Hola a todos! 

Estoy sorprendida, porque, a pesar de este ser un mes complicadillo por el nivel de ocupación XD, me siento más inspirada y con más ganas de escribir entradas ;P... para compensar que voy a pasar por unas semanas en las que no sé si publicaré algo, vengo hoy con una entradita de lo más especial.


Sí, efectivamente, voy a contar la historia de una coleccionista de muñecas ¿quién podrá ser? Efectivamente: mi historia. 



Desde que era pequeña, siempre me gusto mucho eso de tener muñecas, siempre jugaba con mis hermanas y era realmente divertido. Podías hacer cualquier cosa con ellas, cambiarlas de ropa mil y una veces, hacer que fueran a vivir todo tipo de aventuras. Sentía debilidad por las muñecas desde pequeña, aunque admito que nunca para coleccionarlas, sino para jugar con ellas, principalmente. 

Sin contar a las muñecas que tuve de más pequeña y poco recuerdo de ellas jejeje, que las he terminado dando en las campañas de navidad para que otros niños puedan jugar con ellas y disfrutarlas - eso sí, todas fueron bien ciudaditas jajajaja-; voy a mencionar en esta entrada algunas pocas de las que más me han marcado. 


Todavía recuerdo cuando un año una de mis hermanas  y yo vimos el anuncio de unas nuevas muñecas en la tele, se llamaban: "Las chicas de Hoy" y también eran de Mattel - eso no lo recordaba hasta que las he buscado ahora XD-. En esta ocasión se trataba de de unas muñecas originales, no eran Barbie en sus distintas modalidades, en plan aviadora, bailarina, etc. sino que era Barbie (eso no podía faltar) con unas amigas en una edad más universitaria. Había varios modelos muy bonitos pero la que más me gustó y que aún conservo, es Mariko:



Esta es una de las pocas fotos que se pueden encontrar hoy en día de estas muñecas, son de hace bastante tiempito ya, era bastante pequeña cuando conseguí la mía. Aún conservo la muñeca y algunos de sus complementos, pero no todo y tampoco está tal cual la veis ahí, digamos que un poco bastante más despelujada y eso jejejeje.




Esta es mi Mariko. Como ven más o menos se mantiene en forma XD, tiene la ropita básica que traía, aunque los pantalones me temo que han desaparecido y creo que tengo algunos de los objetos que traía, como la radio y eso. 

Mi hermana tenía otra, era rubia, Susie, que era deportista. Pero ya no la tenemos, sólo está esta. La cosa es que hace un par de años buenos, pusimos nuestras muñecas en distintas cajas para donar a los niños para que pudieran jugar, en las campañas de navidad, pero le tenía cariño a esta muñeca y le pedí a mi madre que si podía quedármela junto con un par de objetitos y vestiditos que me daban más pena, así que ¡aquí está! Sobreviviendo XD. 


Más adelante, las muñecas más significativas que he tenido han sido las Bratz, con las que jugué cientos de veces con mis hermanas. Teníamos una colección bastante grande, nos encantaban. Veíamos todas las películas, nos inventábamos todo tipo de historias con ellas, fusionándolas con todos nuestros demás jueguetes. 




Éstas son las Bratz. No tenía ninguna d estas en concreto, estoy perdida en cuanto a colecciones y eso, así que no sé exactamente a qué colección pertenecen estas, pero fue la primera foto que vi que se veían bien y decidí poner esta. 

En mi caso, mis hermanas y yo las coleccionamos durante unos dos o tres años, sinceramente no me acuerdo mucho, pero la cuestión es que tenían un par de ellas jajaja, eso sí, de las primeras Bratz que salieron al mercado. 


Las Bratz son posiblemente las muñecas con las que más jugamos, junto a otras que teníamos anteriormente de Sailor Moon jejeje. Precisamente por eso, les tengo mucho cariño, razón por la que no quise deshacerme de ellas y bueno, aquí siguen conmigo, guardadas en una cajita. 

Como están en un sitio que es más difícil de sacar, dejaré una foto que tenemos mis hermanas y yo desde hace tiempo, y ya más adelante dedicaré la entrada a estas muñecas.




No son todas las que tenemos, pero son una parte de ellas. Chloe, Yazmín, Jade, Sasha, Meygan, Dana y Fionna. 


Tras la racha de las Bratz dejé el mundo de las muñecas apartado y, sinceramente, nunca pensé que volvería a prestarle atención y mucho menos para coleccionarlas. Pues nunca me consideré coleccionista, sino más bien que las tenía para jugar en aquellas épocas. 


Fue entonces cuando un año aparecieron las Monster High y creo que ya todos conocéis la historia a partir de ahí. 

Al principio me fue difícil admitir que me gustaban, era mayor de edad y me daba vergüenza admitir que me gustaban las muñecas, así que pasé un tiempito en el que no dije nada a nadie. Cuando por fin tuve el valor de decírselo a mi familia, las MH se habían agotado en prácticamente toda España XD. Así que no fue hasta el año siguiente que no conseguí mi primera Monster: Frankie School out. A partir de ella, consecutivamente, se han ido uniendo más y más muñecas a mi colección, además de empezar a investigar y gustarme otros universos muñequiles, como las EAH. 


Estoy bastante sorprendida ahora que veo la gran cantidad de muñecas que tengo, sinceramente nunca pensé que fuera a coleccionar muñecas ¿quién me iba a decir que lo haría hacer un par de años? Me encanta hacerlo, es de lo más divertido y me lo paso bien creando mi propio universo con mis muñecas, aunque admito que no es un hobby precisamente barato XD.


Así que sí, efectivamente, de Monster High pasó a las Ever After High, de éstas a las DC SuperHero además de tener dos Descendientes y una princesa Disney. 


Ahora siento que esta afición forma parte de mí y me encanta, no quiero renunciar a ella, además, no hago daño a nadie porque me gusten. Así que, aunque no hablo de ello a diestro y siniestro, mi familia y mis mejores amigos ya lo saben y siguen queriéndome tal y como soy, que eso es lo que realmente importa ^_^. 

A veces es duro ser coleccionista de esta clase de cosas y ser adulto, porque a veces hay gente que te hace creer que es algo infantil y como adulto no deberías tener muñecas. Cada uno es libre de pensar como quiera, y si piensan eso, acepto su punto de vista, pero desde mi punto de vista, a cada uno le puede gustar lo que quiera ¿Soy infantil? Pues no te digo que no tenga mis momentos, probablemente, pero en general me considero una persona bastante madura y que sabe lo que hace y lo que quiere. Esto es un hobby como otro cualquiera y no creo que el hecho de que te gusten las muñecas te convierta en una persona infantil, simplemente te gustan y punto. 


Actualmente estoy orgullosa de mi colección, de como, poquito a poco, ha ido agrandando y se me han sumado más y más muñequitas y muñequitos. No le doy muchas vueltas al tema de lo que la gente piense o deje de pensar, tan solo disfruto de mi afición y la comparto con todos aquellos que me leéis, con esas personas que como yo amáis este mundo, porque es sencillamente genial ^^. 



Perdonad si me ha quedado un poco testamento XD. 


¿Cuál es vuestra historia? 

¿Es parecida a la mía?

6 comentarios:

  1. Hola Laura! Bonita historia, y me encanta lo de que de pequeña jugabas con tus hermanas :)

    Respecto a lo de ser adulta y coleccionar muñecas creo que es un tema que cuanto más importancia le des tu más importancia le darán los demás... Si todo el mundo dijera abiertamente lo que le gusta de verdad seguro que nos sorprenderíamos de más de uno...pero por desgracia aún somos un poco borregos y la mayoría prefiere seguir a la multitud antes que ser consecuente con sus propios gustos. Así que no tienes que pensar si los demás opinan o no, tienes que saber que eres especial precisamente porque haces lo que quieres sin dejarte llevar por opiniones ajenas.

    Además te voy a decir que tampoco somos tan especiales como creemos (xD) ya que el coleccionismo de muñecas entre adultos es casi tan antiguo como las propias muñecas y somos muchos muchísimos los que nos encanta este mundo.
    Para mi es algo natural porque es como a los chicos que les gusta jugar a la play o la gente que colecciona figuras de acción o a quien con 25 años desayuna viendo dibujos animados... Todos tenemos ese lado infantil ;)

    Vaya tostón te he pegado, no?? xD

    Un saludo guapa!!:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Dalyla!

      Jajaja si tienes razón, en realidad el coleccionismo de adultos ha existido siempre, además damos muchos beneficios a las empresas, creo que nos lo agradecerán y todo =). Cada uno tiene su hobbie, tienes razón, a unos les gustan los videojuegos, a otros las muñecas, supongo que como dicen, cada persona es un mundo y escogemos lo que queremos llevarnos a nuestro mundo ^_^.

      Muchas gracias por el comentario, me ha encantado!! =D

      Nos leemos!!

      Eliminar
  2. A buenas horas te dejo un comentario xD Pero es que últimamente no miro mucho los blogs y no había leído tu entrada hasta ahora.

    Mi historia es muy parecida a la tuya en la segunda parte, no en la primera. Yo de pequeña no tenía casi muñecas, lo más parecido eran ponies. Jamás tuve una Barbie ni nada parecido. Con 9 o 10 años me regalaron unas muñecas que se llamaban Dulcelinas y me encantaban, se les daba la vuelta a la falda y se convertían en magdalenas. No se les podía cambiar de ropa, pero sí peinar.

    Por eso mi afición por las MH me pillo tan por sorpresa, y mucho más a mi entorno. Cuando salieron me pasó como a ti, me gustaron pero no me atreví a decirlo. ¿Dónde iba a ir yo con muñecas, con casi 30 años? Se agotaron las básicas, y me quedé con las ganas. Mi novio me animó a comprarme alguna si me gustaban, pero no lo hice. Y en un cumpleaños, una amiga que sabía que me gustaban me regaló a Spectra básica. Casi un año después, compre a Rochelle... y ahí se desató la hecatombe xD Si me llegan a decir hace 5 años que iba a coleccionar muñecas, habría pensado que quien me lo decía tenía problemas de drogas o algo así xDD Y mírame ahora...

    Sobre lo de que la gente no lo entiende, tienes toda la razón. Mi familia ha sido muy crítica conmigo (ahora menos porque ya no vivo con ellos), y mi novio al principio me apoyó mucho pero dejó de hacerlo cuando se me fue de las manos el tema. Y mis amigos nunca lo han entendido, aunque la mayoría lo respeta.

    Hablando de tochos, el que te he soltado yo sí que es fino :P
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Shubby!

      Jajaja no te preocupes, me encantan los comentarios largos =D.

      A veces nos sorprende como vamos cambiando a lo largo del tiempo y lo que cambian nuestros gustos ¿quién nos iba a decir que coleccionaríamos muñecas?

      Jajaja te entiendo, a mí me pasó eso, a partir de que me regalaron a Frankie, poco a poco fueron uniéndose más y más a la colección. Si comparo mi colección ahora con la de hace 2 años o más...como ha crecido jajaja.

      Siempre habrá gente que nos diga que esta afición no es compatible con ser adulto, y buscaran distintas razones para fundamentarlo, pero a cada uno nos gusta lo que nos gusta, y esto no es nada malo - salvo para nuestros bolsillos jajajaja-.

      Muchas gracias por pasarte y comentar, me ha gustado mucho tu comentario =D.

      Nos leemos!!

      Eliminar
  3. ¡Hola Laura! Nunca entenderé porque hay esa discriminación con el tema del coleccionismo de muñecas frente a otras colecciones. Estoy bastante harta de que alguien pueda coleccionar sellos, monedas, o toda la mercadotecnia de su equipo favorito (por poner algunos ejemplos), pero sí lo que coleccionas son muñecas te conviertes en un bicho raro. Pues bien, vivan los bichos raros. Sí te gusta, si te hace feliz y no haces daño a nadie, adelante con tu hobbby. Da igual la edad que se tenga, lo importante es disfrutarlo y que te haga feliz.

    Cambiando de tema, me encantan las muñecas que tenías de pequeña, y cuida mucho de tu Mariko, hoy en día está muy cotizada, es una muñeca muy bonita. Puedes meterle el cabello en un poco de agua con suavizante de la ropa, para que se ponga más suave. O darle un poco de crema suavizante y luego aclararlo bien.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Maya!

      Tienes razón :(, yo tampoco entiendo mucho eso, después de todo son colecciones igual no? Jajajaja eso vivan los bichos raros! ^_^. Exacto, si uno disfruta con lo que le gusta y no hace daño a nadie, no hay ningún mal.

      Jajaja gracias! Mariko es bastante particular sí. Gracias por el consejo, a ver si un día consigo un poco de tiempo para arreglarle el pelo, que la pobre ahora lo tiene bastante alborotado.

      Gracias por pasarte y comentar! Nos leemos!! =D

      Eliminar